7 pautas para diseñar una infografía eficiente

Una infografía es una representación visual y ordenada de información, datos o estadísticas. Su fin es aprovechar la capacidad del cerebro para aprender y retener conceptos y números más fácilmente a través de imágenes y gráficos. El concepto de infografía, por ejemplo, puede definirse visualmente con esta simple representación.

Hoy en día no es necesario ser un diseñador gráfico para crear bellas infografías gracias a la aparición de una gran cantidad de herramientas web que facilitan el proceso de su creación a partir del uso de unas plantillas predeterminadas. Una lista de las mejores herramientas y recursos que existen para crear infografías se enumeran en este artículo.

En el campo de la educación el profesor puede elaborar infografías para diferentes fines de aprendizaje exponiendo las siguientes ideas:

  • Crear una línea del tiempo para ilustrar un evento en la Historia, la evolución de una noticia de actualidad o de una tecnología. Ejemplo: La evolución del teléfono
  • Mostrar los pasos de un experimento científico o fases de un proceso químico. Ejemplo: La Mitosis
  • Presentar estadísticas y gráficos con datos significativos sobre la población, la economía o la tecnología. Ejemplo: La economía móvil
  • Plantear una pregunta y ofrecer pistas para que el alumno pueda adivinar la respuesta viendo las diferentes partes de la infografía y añadiendo la respuesta al final. Ejemplo: Concurso de Navidad
  • Realizar un organigrama para mostrar una secuencia lógica con un flujo de causas y efectos. Ejemplo: Hosting

La calidad de la infografía dependerá primeramente de la calidad de la información incluida, pero también en segundo lugar de su estética, siendo muy importante seguir unas reglas generales de diseño gráfico para su atractiva comprensión visual.

Ambos aspectos son fundamentales y cuando uno se inicia en su creación, se comenten una serie de errores comunes que pueden evitarse siguiendo las siguientes pautas:

1. Simplifica la explicación de un tema complejo 

El objetivo de una infografía es mejorar visualmente la compresión de un tema. Para ello la infografía debe presentar la información de una forma clara y concisa y apoyándose en un diseño atractivo.

El éxito reside en comunicar una historia desde una perspectiva nueva. La infografía no pretende agrupar todos los datos conocidos de un tema, sino que intenta concretar y resumir aquellos puntos más importantes que deseamos que el lector retenga. Mantén en mente el mensaje que deseas trasmitir y al público a quién va dirigido.

2. Planifica su organización

Una infografía es similar a un escrito en donde se necesita un flujo narrativo lógico. Se crea una historia visual de un tema concreto, definiendo unas secciones que van apareciendo de forma secuencial. No se trata de lanzar información de forma aleatoria y sin ninguna interconexión en un canvas en blanco.

Para ayudar a distinguir visualmente las diferentes secciones de la infografía, cada sección se introduce con su propio título y un color de fondo diferente. También ayuda el uso de líneas de separación para dividir las secciones.

Infografia_planificar_informacion

Un error típico es sobrecargar la infografía con texto, imágenes y datos transformándose en un relato denso e ilegible.

Previamente al diseño digital se ha de seleccionar cuidadosamente la información imprescindible para ilustrar el tema, pero también es conveniente realizar un esbozo en un papel con el diseño, las secciones y los elementos gráficos que se van a utilizar.

Para un diseño atractivo asegura que hay suficiente espacio libre entre los diferentes elementos utilizados en la infografía. Con frecuencia en un afán por incluir mucha información, la falta de espacio en el canvas lleva a su autor a pegar en exceso un texto con una imagen.

En la siguiente infografía puedes ver que el cuadrado lila, en comparación con el rojo, está repleto de iconos y texto dejando poco espacio entre secciones que dificultan la compresión visual.

nfografia_espacio_entre_secciones

Recuerda que la disposición de los elementos ha de ser ordenada siguiendo un patrón lógico.

3. Presenta la información visualmente

Nuestro cerebro procesa la información visual de forma más rápida y fácil que si usamos sólo texto. Según se explica en el libro Brain Rules de John Medina, la información visual tiene un 650% más de probabilidad de ser retenida por una audiencia que si sólo se utiliza un texto.

Una vez elegida la información a presentar, es importante encontrar el equilibrio entre la información escrita y la información visual. Una guía sería incluir un máximo de entre 300 y 800 palabras.

Para la clara lectura del texto ayuda usar un lista de puntos o una numeración y el uso de títulos y subtítulos. Tal y como se muestra en el ejemplo, el título puede resaltarse marcando la letra en negrita y aumentando su tamaño.

Infografia_enumeracion_texto

Si te encuentras escribiendo demasiadas palabras en la infografía, piensa en una manera de transmitir esa misma idea a través de una imagen, una diagrama de flujo o un gráfico. El objetivo debe ser transformar lo complejo en algo fácil de digerir.

Si nuestra infografía incluye números y estadísticas, nuestra mente procesará estos datos mucho mejor si vemos su cuantificación en vez de ver simplemente el número o el signo de porcentaje. Para ello podemos usar iconos y gráficos circulares como se muestra en el ejemplo de debajo.

Infografia_cuantificar_numeros_porcentajes

En el uso de imágenes es importante asegurar que son imágenes de dominio público o con licencias de Creative Commons para no infringir los derechos de propiedad intelectual. Igualmente asegura que tienen una suficiente resolución (un mínimo de 150 dpi) y no se ven borrosas al ampliar la infografía, especialmente si vas a imprimirla.

4. Elige una paleta de colores adecuada

El uso de color mejora, según numerosos estudios, en un 73% la comprensión de una información ( “The Power of Color”, Johnson, 1992) y también influye en el rendimiento de la memoria aumentando el nivel de atención y empatía (“The Contributions of Color to Recognition Memory for Natural Scenes,” Felix A. Wichmann, 2002).

Aprovechar el efecto del color es esencial en la comunicación visual pero el abuso de muchos colores diferentes dentro de un mismo diseño, es común y puede producir el efecto contrario. Es recomendable limitarse al uso de una paleta de entre 3 a 5 colores.

Si necesitas inspiración para encontrar una gama de colores que combinen adecuadamente con tu diseño, puedes crear tu propia paleta de colores con la herramienta web Coolors, o configurarla en Pictaculous a partir de una imagen que vas a usar en la infografía, o buscar inspiración en el blog de Canva.

Coolors_-generar_paleta_de_colores

5. Inspírate analizando otros diseños

Si pones atención, verás que estás expuesto a diario a comunicaciones visuales de información. Si te encuentras en la calle con un póster publicitario que te llama la atención, o mientras navegas por Internet, una imagen con un texto te parece especialmente cautivador, captura y guarda estos diseños en tu ordenador.

Cuando tengas que ponerte a realizar una infografía, analiza estos ejemplos para encontrar inspiración y adaptar el diseño a tu tema. Con frecuencia un tipo de letra original, un juego de palabras o una combinación de imágenes y colores es todo lo que se necesita para darle ese efecto profesional y seductor.

También puedes visitar estos dos blogs, Daily Infographic y Cool Infographics, para inspirarte de ideas con ejemplos de infografías en temas y diseños muy variados.

6. Cita tus fuentes de información y atribuciones

Si la infografía incluye estadísticas, hechos o números, es importante mencionar las fuentes de información utilizadas, siendo una buena práctica incluirlas al pie de la infografía para no interrumpir el flujo visual del tema.

http://www.totemguard.com/aulatotem/wp-content/uploads/2016/01/Infografia_citar_fuentes.jpg

Es importante asegurar que los datos son recientes, especialmente en campos como la tecnología o la ciencia, en donde la información queda obsoleta rápidamente. Igualmente si las imágenes usadas requieren de atribución a su autor, podemos ponerlas en este apartado.

7. Firma la infografía con tu nombre

Tras el esfuerzo que implica elaborar una excelente infografía, te gustará obtener el crédito como autor por el trabajo realizado. Para ello firma la infografía con tu nombre y apellidos y/o con un logo asociado a tu identidad digital en el pie del diseño

Infografia_formar_autor

Para no saltarse estas pautas es recomendable iniciarse en la creación de infografías partiendo de las plantillas predeterminadas que ofrecen muchas herramientas web. Una de mis preferidas es Canva por su sencillez de uso.

A medida que vas cogiendo más experiencia y vas desarrollando las competencias digitales específicas a la edición de las mismas, puedes experimentar con diseños más avanzados que reflejan tus propias ideas y creatividad.

Pregunta: ¿Te has iniciado en el diseño de las infografías? ¿Qué consejos adicionales añadirías a la lista? ¿Qué herramientas utilizas principalmente para su diseño? Puedes dejarme un comentario pulsando aquí.

Entradas Relacionadas:

¿Te gustó este artículo? Suscríbete al blog por email AQUÍ . Meritxell es asesora y formadora en nuevas tecnologías aplicadas a la educación. Embajadora de Evernote y Consultora Certificada de Evernote Business (EBCC) para centros educativos y empresas. Creadora y tutora de los Cursos online en Competencias Digitales de la Academy TotemGuard.
Encuentra tu curso en la Academy TotemGuard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

4 comentarios en “7 pautas para diseñar una infografía eficiente

  1. Felicitaciones es una informacióny una herramienta que a todos las personas que iniciamos esta labor como docentes es de mucha ayuda,me gusta tener esta clase de artículos para mejorar mi que hacer laboral.

  2. Extraordinario y muy útil artículo, como lo que nos has ofrecido generalmente.
    Mil gracias por seguir compartiendo estos apoyos para nuestra labor docente.