Del caos al orden: encontrar, filtrar y coleccionar contenido educativo

En mi experiencia una de las mejores maneras de aprender un tema específico es investigando, organizando y construyendo tu propio marco personal de información con recursos, herramientas y experiencias alrededor del tema.

Cuando pasamos de memorizar un contenido que se nos da predeterminado a coleccionar nuestro propio temario según nuestros intereses, nos sumergimos en una actividad de exploración personal, descubrimiento y comprensión desde el inicio, que sin duda resulta en un aprendizaje muy efectivo.

Un buen libro de texto (en papel, digital o interactivo) puede seguir siendo el punto de partida para aprender un tema en el aula, pero en ningún caso la exploración de información debería quedar limitada aquí. Los estudiantes deben aprender a aprender. La web es un enorme repositorio de recursos y artefactos de información y es imprescindible cada vez más que los estudiantes sepan encontrar, sintetizar, filtrar, compartir y construir a partir de información que en el mundo real no se encontrará reunida en un solo lugar, ni un solo documento, ni en un solo formato.

Para aprender a separar el grano de la paja, los estudiantes deberían participar activamente en un proceso de curación digital junto con el profesor. La curación digital se refiere a la selección, desestimación y colección de información digital que otros han producido (artículos, tuits, fotos, documentos, videos, podcasts, etc) alrededor de un tópico específico. Es el tipo de trabajo que un bibliotecario viene realizando durante años.

Como consecuencia de esta permanente curación, el alumno acaba aprendiendo un tema y está más preparado para la creación de un trabajo propio o en colaboración con sus compañeros. Además el alumno desarrolla el pensamiento crítico y un hábito de aprendizaje permanente y contextualizado para el resto de su vida. El profesor se convierte dentro de este proceso de curación en un experto guía y compañero de exploración.

Docentes y estudiantes están adoptando la curación de contenido educativo en el aula para:

  • Coleccionar y compartir material de lectura
  • Fomentar la discusión sobre acontecimientos actuales
  • Aprender a discriminar entre la inmensa disponibilidad de información
  • Evaluar y realizar una crítica sobre cierta información en la web
  • Conectar con otros estudiantes y expertos en la materia para intercambiar experiencias
  • Explorar y descubrir un uso educativo de las redes sociales mediante la curación de su contenido
  • Convertirse en especialistas de un tema al estar actualizados de forma constante sobre las nuevas investigaciones que se publican online
  • Exhibir públicamente sus hallazgos y conocimientos y ganar credibilidad como fuente de confianza

 

Para construir y organizar el contenido de un área de interés, existen excelentes herramientas web con las que el profesor y alumno pueden trabajar conjuntamente. Aquí puedes ver algunos ejemplos reales del uso de seis herramientas de curación de contenido en educación. En todas ellas podemos añadir comentarios a los contenidos que curamos y compartirlos con un grupo de forma privada o pública a través de las redes sociales.

Scoop.it

 

  • Storify permite crear y almacenar crónicas, artículos y cronologías utilizando el contenido de redes sociales (Twitter, YouTube, Instagram, SoundCloud, Facebook, etc) en forma de tuits, fotos y videos. Los profesores y alumnos pueden realizar desde un único lugar una búsqueda dentro de múltiples redes y arrastrar los contenidos que les interesan para documentar el tema. Los elementos pueden reorganizarse y también se pueden añadir comentarios para contextualizar el contenido para otros lectores. Esta plataforma de red múltiple es muy utilizada por periodistas para narrar importantes acontecimientos como ocurrió con el tsunami de Japón o la revolución egipcia.
Storify como curación de contenido

 

  • Pinterest permite colgar y coleccionar todas aquellas fotos, imágenes y videos que encuentras navegando por Internet, con lo que es muy apropiada para curar contenido visual como en las materias de arte, historia, literatura, etc. Las fotos o videos enlazan con la página web o con el blog en donde se encuentran y pueden clasificarse en diferentes carteleras temáticas. También permite subir fotos y videos propios desde nuestro escritorio.
Pinterest como curador de contenidos educativos

 

Diigo para curación de contenido educativo

 

  • Pearltrees es otro servicio muy visual de curación de contenido. Cada página, foto o nota se guarda como una perla, que podemos agrupar dentro de otras perlas mayores. Se presenta en forma de árbol, en donde cada rama se expande para mostrar sus perlas en una ventana pequeña de previsualización del enlace. En todo momento puedes compartir las perlas en las redes sociales e incrustar el árbol en el blog del aula.

 Pearltrees_Chemistry

 

  • Livebinders está diseñada para organizar y compartir información virtual como si se tratara de una carpeta clasificadora. Todo el contenido está organizado en pestañas y subpestañas dentro de las principales. Es muy recomendable buscar en “Featured binders” dentro de Livebinders Education para encontrar ideas y recursos para nuestras carpetas.
LiveBinder_curación_contenido

 

Para construir nuestra credibilidad como curador de contenidos es importante dar siempre atribución al trabajo original, poner enlace a su web de origen y dar crédito a su autor. En ningún caso podemos inducir al engaño, intentando hacer pasar el trabajo de otros por propio y abusar del esfuerzo ajeno. El mérito del curador es saber extraer contenido relevante dentro del gran ruido de información que hay en la red, darle sentido dentro de un contexto y transformarse en una voz influyente especializada en el tema.

 

¿Eres un buen curador de una materia educativa? Muéstranos tu colección en comentarios para que otros la descubran

 

Foto por Marina Noordegraaf

Entradas Relacionadas:

¿Te gustó este artículo? Suscríbete al blog por email AQUÍ . Meritxell es asesora y formadora en nuevas tecnologías aplicadas a la educación. Embajadora y Formadora de Evernote. Creadora y tutora del Curso de Competencias Digitales para profesores de la Fundación UNED. Cofundadora de TotemGuard. Me encanta emprender, estudiar y compartir lo que aprendo.
Encuentra tu curso en la Academy TotemGuard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

30 comentarios en “Del caos al orden: encontrar, filtrar y coleccionar contenido educativo

    • Gracias por tu comentario. Ayuda poner esfuerzo cuando recibes comentarios como los tuyos. Un saludo,

      Meritxell

    • Gracias Alfonso por dejarnos tus colecciones y así otros vean ideas prácticas para inspirarse. Un saludo,

      Meritxell

  1. Meritxell cada día te superas. Tienes un olfato especial para detectar por dónde van a ir los tiros en el campo educativo con las tic. Yo también soy de los que piensan de que una de las competencias básicas que los alumnos del siglo XXI deberán dominar será la de organizar la abundancia informativa y para ello deberán aprender y utilizar algunas de las herramientas que has citado en esta fantástica entrada. La curación de contenidos (aunque el término la verdad es que no me gusta mucho) es un tema que me apasiona, y de hecho tengo un scoop.it dedicado al tema.
    Gracias por enseñarnos tanto.

    • Gracias Celestino por aportar tu experiencia al blog. Organizar y coleccionar información digital es un reto para todos. Las empresas también empiezan a curar contenidos con estas herramientas y los estudiantes necesitarán estar familiarizadas con ellas y con el concepto de la curación como punto de partida de aprendizaje y la creación de nuevos contenidos.

      Adicionalmente también es muy importante encontrar y seguir buenos curadores de contenidos (realmente suena mal este término!!) para conseguir un rico PLE y sin duda eres todo un especialista. Gracias a tu trabajo descubro cosas muy interesantes con tus Scoop.it y Pinterest especializados en educación tecnológica, redes sociales, tablets, realidad aumentada,etc, que recomiendo aquí para la consulta de otros docentes:

      http://www.scoop.it/u/villaves56
      http://pinterest.com/villaves56/

      Te agradezco mucho tus comentarios y seguimos aprendiendo compartiendo conocimientos y experiencias entre todos. Un saludo,
      Meritxell

  2. Excelente artículo tal y como nos tenéis acostumbrados. Una de las claves, no ya del futuro sino del presente, es la gestión de la información. Conseguir que ésta se transforme en conocimiento tanto para nosotros como para nuestro alumnado es el mayor reto que nos aguarda como docentes.

    Comparto la entrada y os dejo mis curadores de contenidos que mantengo actualizados:

    Civitas Auriensis en Scoop.it: http://www.scoop.it/t/civitas-aurienisis

    Civitas Auriensis en Pinterest: http://pinterest.com/jguede/pins/

    Civitas Auriensis en Paper.li: http://paper.li/jguede/1316270771

    Saludos desde Ourense.

    • Gracias por mostrarnos cómo utilizas estas herramientas para que otros docentes puedan ver su uso en la práctica.

      Un saludo,
      Meritxell

  3. Muchas gracias por tu artículo, es muy completo.
    Os propongo otro sitio que he conocido hace poco y que además de espacio para compartir recursos y enlaces, buscador y red social tiene una biblioteca para guardar los contenidos. Se llama http://www.tiching.com

  4. Magnífico post! Estoy 100% de acuerdo en que adquirir el criterio adecuado para separar el grano de la paja es la clave para aprender a aprender.

    Sólo un apunte-duda: ¿Está ya universalmente aceptada la traducción de “content curator” como “curador” de contenidos? ¡¡Es terrible!! Debería ser seleccionador o depurador de contenidos, o incluso documentalista… En fin, sólo una opinión. :-)

    Gracias por tu esmeradísimo análisis y las herramientas que propones!

    @ZazuUnzu

    • Muchas gracias por tu comentario. No sé si está universalmente aceptado pero es el término que veo que se utiliza mayoritariamente en las redes sociales, aunque comparto contigo y muchos otros docentes que el término suena mal en español. Quizás podríamos empezar a usar los términos que propones como una mejor representación del papel que deben desempeñar los alumnos…pero el inglés domina y será difícil que el término de curador desaparezca.

      Un saludo y gracias de nuevo por tu aportación,

      Meritxell

  5. Aunque hace dos años que dejé la docencia en el Aula de Filosofía de un IES de Madrid, me siento muy concernido por todo lo dice el artículo sobre el “curador” de información y recursos en la Red. Estoy de acuerdo en que ya el profesor ha dejado de monopolizar y centrar los conocimientos y la información y que tenemos que construir comunidades de aprendizaje, pero hay un reto, a mi modo de ver, que es enorme ante el exceso de datos informativos y el poco tiempo de que solemos disponer. Entre todos tenemos que aprender a seleccionar la información, a establecer criterios de valoració, a filtrar los contenidos relevantes y a desechar mucha “basura” que circula por la Red.
    En cuanto a las materias filosòficas, creo que tenemos que tener mucho cuidado con no olivdar la importancia de los textos, de la lectura que exige mucho tiempo de reflexión y que no puede nunca ser susituida por la trivialización y el vértigo de lo mediático, de lo inmediato y de lo actual. La filosofìa siempre ha sido una “rumia” lenta, sinuosa y compleja en la que los seres humanos necesitamos un tempo propio, una secuencia lingüística elaborada y un sosiego espiritual para poder dedicarnos a la actividad reflexiva. Por eso creo que todavia no se han encontrado muchos recursos aptos para enseñar Filosofìa, aunque ya se han hecho notables progresos. Un saludo

    • Hola Luis, me alegra encontrar a alguien de filosofía que valora la especificidad de nuestras materias y como la exigencia de unas condiciones reflexivas, de rumia lenta, como dices, pueden suponer dificultades para adoptar parte de estos recursos para su enseñanza. Como profesora de filosofía en un INS de una población cercana a Barcelona, a menudo reflexiono sobre la necesidad de articular las propuestas en que el alumno participe activamente haciendo uso de herramientas digitales con la también necesaria puesta en práctica de propuestas en las que el alumno aprenda a argumentar, a conceptualizar, a elaborar reflexiones que sean demostrativas de comprensión de las ideas del discurso filosófico. No sé si no tenemos herramientas, o más bien hay de sobras y a los profesores de las materias filosóficas no nos van a servir de demasiado muchas de las que hay para conseguir promover comprensión, expresión argumentada y crítica de las propias ideas. El gran instrumento que es el lenguaje no está desfasado por muchos recursos digitales que existan, diría yo.

      • Dolors,

        Gracias por dejarnos tus reflexiones. Estoy de acuerdo contigo que hay muchas herramientas TIC disponibles en la docencia de cualquier disciplina, pero realmente su efectividad en el aprendizaje con los alumnos no depende de los méritos de la misma. La tecnología simplemente te permite acceder y compartir contenido educativo pero para poner un ejemplo, si el video que proyectas es aburrido, el aprendizaje o la reflexión será cero. El secreto del aprendizaje es saber encontrar la motivación en el alumno, y sobre todo hacer una clase más interactiva (con o sin tecnología), pero si aprender experimentando y creando en el aula. La filosofía, al igual que otras materias de letras, tiende a transformarse en una simple transferencia de información del profesor al alumno, con lo que entiende el alumno que su función es tomar apuntes y memorizar datos para aprobar un examen, sin una relación con el mundo real. Que el alumno pase de ser un observador pasivo en clase a un participante activo es el verdadero reto. La tecnología simplemente nos puede ayudar si la utilizamos de forma innovadora o al menos correcta, pero nunca es la fórmula mágica para que un alumno aprenda.

  6. Buenos recursos sin duda! Formar el espíritu crítico es algo básico e ineludible. Hay muchísima información en la red, deben crearse formas de tematizarla y clasificarla
    Gracias

  7. No puedo lograr el uso de Evernote.El elefante aparece arriba a la izquierda en color negro.Me faltará hacer algo.tendré conflicto con el out look de otra cuenta miá?

    • Es difícil poderte ayudar sin tener más información sobre tu configuración en la aplicación de Evernote.Te recomiendo que te pongas en contacto con Evernote España a través de su blog: http://evernote-es.tumblr.com/

      El elefante que aparece en color negro en la barra del navegador sirve para capturar artículos y URLs que encuentras mientras navegas por la web. Anteriormente era de color verde como el logo de la aplicación.Espero que te puedan ayudar desde Evernote en el caso que este dato no resuelva tu problema.

      Un saludo,

      Meritxell

  8. No quiero ser pedante, pero el término “curar”-”curador” que escribes, en mi opinión, no es adecuado, por varias razones:

    - Supongo que lo tomas de “content curator” en inglés. Pero tú lo usas como sinónimo de “coleccionista” o “agregador” de contenidos y ellos lo usan para describir la “re-elaboración” ó “re-escritura” ó “enriquecimiento” del contenido, aportando algo adicional al contenido original. Para ellos “curate a content” es tomar una fuente original y añadirle algo nuevo que la “enriquezca”. Por tanto, sólo “acumular” o “coleccionar” o “agregar” diversas fuentes de contenido no es “curate content”. Y las herramientas que expones no son “curate content tools”.

    - El término no pertenece ni de lejos al idioma castellano. Es más: dá una imagen falsa de lo que significa. Todos tenemos muy claro qué significa “curar” en español. Es cierto que los jamones serranos también se “curan”, pero esta es una acepción muy secundaria del término “curar”.

    - Creo que el término (que también usas) de “coleccionar contenido” ó “agrupar contenido” ó “almacenar contenido” ó “agregar contenido” dan una mejor descripción escrita de lo que hacen las aplicaciones online que explicas.

    Es sólo una sugerencia, seguramente no estarás de acuerdo con ella, pero ahí queda…

  9. es un contenido que nos sirve para mejorar y crear nuestro contenido para trabajar con los estudiantes dice:

    mejorar nuestra practica educativa desde nuevos enfoques pedagogicos

  10. Me ha gustado mucho el artículo. Tanto futuros maestros como niños, necesitan un orden en su vida virtual. He descubierto algunos programas que desconocía, gracias,
    Si queréis, podéis pasaros por mi blog (está en catalán y es sobre educación infantil):

    https://diarimestradinfantil.wordpress.com/

    o también en: http://about.me/cristinahidalgo

    Me gustaría decir que también existe el “Delicious”, no sé si lo conocéis o has hablado de él en tu blog… Por si queréis ver un ejemplo: https://delicious.com/diarimestradinfantil

    Una seguidora…

    Cristina.

  11. Fantástico! Muy bien explicado e ilustrado. Una excelente curación de contenidos sobre el tema ” curación de contenidos”. Enhorabuena y gracias.

  12. Hola Meritxell, muchas gracias por mostrarnos estas herramientas para la curación de contenidos. En Educación es un recurso muy útil para seleccionar y revalorizar aquellos contenidos que queremos seleccionar para el aula. Quería preguntarte porqué en tu selección de herramientas no has incluido Symbaloo. Personalmente, me parece muy fácil de usar, muy visual y puedes hacer una ordenación de recursos sobre un tema en una sola pantalla; además, a través de sus pestañas, puedes mostrar varios temas seleccionados. Es solo una sugerencia, reiterarte las gracias por tu post. Saludos, Antonia.

    • Hola Antonia,

      Utilizo frecuentemente Symbaloo pero lo clasifico más como un marcador social que como un curador de contenidos, pero he escrito varias artículos sobre esta fantástica herramienta.

      Gracias por tu adición en este post. Un saludo,

      Meritxell