El móvil en el aula: ¿Distracción o potencial de aprendizaje?

El uso extendido de móviles (tipo iPod Touch) en el aula está lejos de ser una realidad en el mundo educativo. De hecho parece lógico dado los retos técnicos que presenta su inclusión en las aulas, como pueden ser la conectividad, el pequeño tamaño de la pantalla, la disponibilidad de ancho de banda para rápido streaming, la seguridad de contenidos y el potencial de distracción.

Sin embargo, no faltan estudiantes y profesores en todo el mundo que defienden su uso a través de experiencias muy positivas, que parecen superar cualquier dificultad o peligro. Uno de los casos con más éxito se encuentra en el Reino Unido en la Essa Academy, en donde cada profesor tiene un iPad y cada alumno un iPod Touch, que llevan consigo día y noche. Esta escuela pública ha obtenido mejoras académicas importantes y ahora es considerada como tecnológicamente la más avanzada del país, a pesar de que la mayoría de sus estudiantes proceden de familias desfavorecidas.

Igualmente en EEUU surge el iSchool Initiative, una organización sin ánimo de lucro liderada por estudiantes que desean revolucionar el sistema educativo a través de tecnología innovadora. Su misión es inspirar y educar a los estudiantes a ser eternos aprendices digitales en la era de la información. Su página web incluye videos sobre las capacidades de dispositivos como el iPod Touch en el aula y el valor educativo de sus aplicaciones.

iPod en el aulaTampoco faltan ejemplos en centros educativos en España, como es el proyecto de QRcodificación de las calles de Rubí,  en donde los alumnos de varios colegios de la zona han aprendido a capturar textos, imágenes, videos y audio con el teléfono móvil y codificar la información para que esté disponible a los ciudadanos.

Todo apunta hacia una pedagogía móvil que continuará evolucionando dado la gran penetración de estos dispositivos en nuestra sociedad.  El debate no es simple pero con el tiempo las aulas no podrán quedar al margen del mundo exterior. Los estudiantes están expuestos a más gadgets y tecnología que nunca y se sienten más motivados a aprender cuando los utilizan.

Para el docente que no está habituado al uso de un dispositivo móvil para su propio aprendizaje, el concepto de introducirlos en el aula se entiende como una distracción, un peligro o una incomodidad dado sus pequeñas dimensiones. Para comprender cómo el móvil incentiva el aprendizaje, de entrada el docente debe adoptar esta tecnología en su vida diaria. Con un poco de formación y tiempo para explorar aplicaciones educativas, el profesor descubrirá de manera fascinante que el móvil permite:

  • Apoyo
Un estudiante con un dispositivo móvil tiene la oportunidad de enviar un correo electrónico o un mensaje de texto a su profesor con las dudas que tenga sin haber de esperar al día siguiente. El profesor puede responder en 10 minutos o reservar un tiempo específico cada día para responder a las preguntas de los alumnos.
  • Colaboración
Los estudiantes eliminan cualquier barrera geográfica para colaborar en tiempo real con el profesor y otros compañeros y solucionar cualquier problema cuando el ordenador no está disponible. La colaboración en grupo es fácil a través de aplicaciones tipo chat como Twitter, un grupo de Facebook y Path o incluso aplicaciones gratuitas de voz como Skype.
Asimismo dentro del aula aplicaciones como Poll Everywhere y Text the Mob, permiten al profesor crear una encuesta a la que los estudiantes responden con un mensaje de texto. Los resultados se muestran de forma inmediata en un gráfico a través de la pizarra digital y el profesor puede comprobar si se ha entendido la lección.
  • Ser protagonista del aprendizaje

Las experiencias de aprendizaje más enriquecedoras surgen cuando un estudiante busca respuesta a una pregunta interna. En ese momento de curiosidad, el alumno está altamente motivado para aprender y recordar. El móvil permite satisfacer la necesidad de conocer con inmediatez y seguir explorando más allá del curriculum escolar. En este sentido existen aplicaciones que nos proporcionan acceso rápido y respuestas a contenido educativo como la WikipanionWolfram Alpha y Fotopedia.

  • Aprendizaje informal y contextual

Los dispositivos móviles son ubicuos y siempre están conectados, transformándose en una manera ideal para que surja el aprendizaje informal en cualquier lugar y momento. Además normalmente este aprendizaje se inicia dentro del contexto de una situación, que lo hace más interesante que si surge a partir de un libro de texto.

Por ejemplo, el contexto puede ser nuestra ubicación. A través de aplicaciones de realidad aumentada como Wikitude, el estudiante puede obtener información cultural sobre un lugar o monumento que visita. Igualmente a través de Google Traductor en el móvil, el estudiante es capaz de iniciar una conversación con un estudiante extranjero que acaba de conocer.

  • Mayor manipulación

La interfaz de un móvil permite al estudiante manipular directamente con el dedo los objetos en la pantalla, lo cual facilita el consumo y la creación de contenido digital. Esta ventaja es especialmente valiosa cuando se trabaja con los alumnos más jóvenes y de educación especial, que presentan dificultades para coordinar el movimiento del ratón. Una aplicación para alumnos con dificultades de habla es Proloquo2go. Una librería de símbolos y conversión de texto a voz les permite comunicarse fácilmente con otros compañeros. Igualmente la aplicación iWriteWords permite iniciar a la escritura a una edad muy temprana.

  • Multimedia

Los estudiantes generan contenido multimedia debido a que el hardware del móvil permite fácilmente tomar y editar fotografías así como grabar audio y video. A través de esta capacidad multimedia, los estudiantes pueden enviar y recibir información sobre un proyecto del aula.

Un estudiante puede enviar fotos de unos insectos y solicitar ayuda con su identificación. Un experto en arte puede crear un álbum de fotos para los alumnos, mostrando técnicas de trazo. En vez de escribir unas notas, un alumno puede grabar una explicación y compartirla con los compañeros. Aplicaciones como Animoto y Caster free son de gran ayuda.

  • Diversión

Las aplicaciones más populares son los juegos. Con los dispositivos móviles, se introduce el juego como elemento motivador. Por ejemplo, los alumnos reciben pegatinas digitales o puntos a través del móvil por cada nivel de dificultad que superan en algebra. El alumno con más puntos puede canjearlo por ciertas compensaciones. El móvil mejora el rendimiento escolar a través de retos y gamificación. En este ámbito destaca la red Educamóvil, que permite a los profesores crear y modificar contenido educativo para ser descargado por el alumno en formato de juegos.

El reto está claro para el futuro. Los docentes deberán buscar maneras seguras y productivas de integrar los dispositivos móviles en sus temarios, en donde lo esencial no será la aplicación que usemos sino el contenido que queramos transmitir. Si se opta por prohibir su uso, se corre el grave riesgo de que los estudiantes no estén informados para desarrollar una huella digital apropiada, ni tampoco tengan los conocimientos necesarios para navegar las redes sociales de forma segura.

 

¿Piensas que es posible instruir a los alumnos a través del móvil ? Si tienes alguna experiencia, queremos conocerla para enriquecer el debate.

Entradas Relacionadas:

¿Te gustó este artículo? Suscríbete al blog por email AQUÍ . Meritxell es asesora y formadora en nuevas tecnologías aplicadas a la educación. Embajadora y Formadora de Evernote. Creadora y tutora del Curso de Competencias Digitales para profesores de la Fundación UNED. Cofundadora de TotemGuard. Me encanta emprender, estudiar y compartir lo que aprendo.
Encuentra tu curso en la Academy TotemGuard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

8 comentarios en “El móvil en el aula: ¿Distracción o potencial de aprendizaje?

  1. Buen artículo, pero francamente, me sorprende muchísimo que ni siquiera se mencionen los tablets como herramienta educativa mucho más lógica y natural que un iPod o iPhone dentro y fuera del aula. Ya hay países que lo han incorporado de forma generalizada (Corea del Sur) y hay colegios implementándolo por todo el mundo. Hay empresas desarrollando recursos educativos y actividades didácticas ciertamente incómodas de ver o realizar en la pequeña pantalla de un iPod / iPhone, empezando por los paquetes SCORM creados para ser gestionados por CMS específicos para el ámbito educativo como Moodle…

    En fin, en mi opinión un smartphone puede ser un buen complemento fuera del aula, para que el alumno se conecte a su grupo a través de una red social de su colegio, o comparta contenidos a través de Evernote, o mande un correo electrónico a su profesor, pero no le veo un gran futuro DENTRO. El futuro está en los tablets.

    Saludos, :-)

    @ZazuUnzu

    • Estoy totalmente de acuerdo que los tablets son la herramienta lógica (ya hemos hablado en otros artículos del tablet en el aula) pero realmente el debate está en el móvil por las pequeñas dimensiones y por la distracción que puede suponer. Por eso no lo hemos mencionado, quizás erróneamente. Los alumnos reivindican el uso del móvil también como complemento y aquí es donde quería centrar algunas de las ventajas que a priori no se ven.

      Gracias por dejarnos tu opinión. Un saludo,

      Meritxell Viñas

  2. Yo ya empleo el iphone con mis alumnos. Es absurdo dejar de usarlo por miedo a distracciones. El que quiere distraerse, lo hace con un simple papel: ¿no hemos hecho aviones de papel en clase?

  3. Excelente artículo. Es cierto que las posibilidades que brinda el móvil en el aula son muchas, siempre y cuando se use con responsabilidad por docentes y estudiantes. El móvil facilita el acceso a la información y agiliza la comunicación. Esperemos que cada día que pasa los colegios se motiven a implementar estos dispositivos en los salones de clases.

  4. En el siguiente sitio web pueden encontrar un App de configuracion electronica.
    http://www.configuracion-electronica.com.

    Con este metodo de enseñanza, los alumnos aprenderan a realizar
    la configuracion electronica de cualquier elemento de la tabla periodica
    y a representar los electrones de valencia mediante la estructura de lewis

    se emplean diversos medios para ganarse la atención del estudiante,
    como son la inclusion de imagenes, sonidos y animaciones, permitiendo
    transmitir el conocimiento de forma mas natural y dinamica.

    mediante este sistema los estudiantes pasan de ser recipientes pasivos
    de informacion a participantes mas activos en su proceso de aprendizaje.

  5. https://sites.google.com/site/celumetraje/

    El Celumetraje.

    La creación de celumetrajes tiene que ver con hacer accesible a los alumnos esta tecnología compacta para la producción de contenido audiovisual.

    Se logra:

    Interactuar con este dispositivo digital en el aula.
    Transformar el uso habitual en herramienta, sin prohibirla ni censurarla.
    Incorporarlo al aula como una técnica más de medios audiovisuales disponibles, desde el pizarrón hasta el retroproyector, rotafolio, proyectores digitales, etc.
    Fomentar la producción audiovisual, aprovechando la cámara del teléfono y las nuevas tecnologías multimediales. Interactuando con todos los software que involucraron el proceso.
    Incorporar el teléfono celular al contexto áulico.
    Transformar el recurso tecnológico que es el teléfono celular, para potenciar las Tics en el aula.
    El teléfono celular como cámara de bolsillo para celumetrajes.
    Los teléfonos celulares como microformatos para la producción audiovisual.